En ocasiones el desconocimiento de algunas plantas hace que se pierda la oportunidad de disfrutar de sus beneficios. Este puede ser el caso de la alfalfa, cuyas propiedades nutricionales no son aprovechadas como se deberían. Esta hierba cuenta con altas cantidades de minerales, entre ellos hierro, fosforo, magnesio y  potasio, asimismo numerosas vitaminas que apenas unos pocos están hoy día aprovechando.

Propiedades y beneficios que la alfalfa le regala a la s

Principales beneficios de la alfalfa

La alfalfa proviene de Asia central, desde la que recorrió camino para darse a conocer en miles de rincones del mundo; sin embargo, esta fama se deriva más por ser un alimento para caballos, que por sus bondades nutricionales, sin considerar lo efectiva que es para:

Adelgazar

La cantidad de fibra contenida en la alfalfa hace que genere sensación de saciedad, por lo tanto se mitigan las ganas de ingerir más alimentos. Entre las múltiples maneras de ingerirla, están los batidos que han ganado popularidad en la lucha contra el sobrepeso y el óptimo mantenimiento del estado de salud.

Combatir la anemia

De las plantas, la alfalfa es una de las que mayor contenido de hierro presenta, si se quiere aprovechar este beneficio a favor, habrá que consumirla con regularidad. Esto permitirá tener de lado una gran ayuda al momento de combatir anemias, ya que la cantidad de hemoglobina en la sangre es elevada.

Contar con un expectorante y antitusígeno natural

Los que padecen de gripe fuerte, pueden encontrar en la alfalfa un excelente expectorante que además, calma la tos. Las propiedades de la hoja de la alfalfa es ideal para deshacerse de las secreciones que se acumulan en las vías respiratorias.

La manera más recomendable asimilar los beneficios es a través de una infusión preparada con 100 gr de hojas de alfalfa que deberán ponerse en una olla con un 1 litro de agua tras romper el hervor para dejarlas cocinar al menos unos 5 minutos.

Contrarrestar el estrés

Su elevado contenido de magnesio, es eficaz en la lucha que se libra contra el estrés, pues es bien sabido que el déficit de este mineral es motivo de estados de nerviosismo, insomnio y depresión. En palabras más simples, solo con tomar extracto de alfalfa, se dispone de un excelente calmante y aliviador de los estados de ánimo.

Consumir proteínas y vitaminas

Del mismo modo que otras leguminosas, los brotes de alfalfa gozan de contar con considerable cantidad de proteínas, claro que no se habla de un equivalente a la ofrecida por las carnes animales. No obstante, es el perfecto complementario para quienes no puedan o quieran consumirlas en exceso.

Respecto a las vitaminas, se destaca por su contenido de vitamina K, quien juega un gran papel en los procesos de coagulación de la sangre; de manera que si se sufre alguna herida, esta podrá sanar más rápido logrando así evitar hemorragias.

Contraindicaciones:

El consumo excesivo de alfalfa puede ser perjudicial para pacientes que sufren de enfermedades inflamatorias, entre ellas, reumáticas y lupus. Del mismo modo, debe tener especial precaución en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia o cuando se esté bajo tratamiento con fármacos anticoagulantes.