La alfalfa y sus increíbles efectos sobre la salud

Es bastante probable haber oído hablar de la alfalfa, pero más lo seguro es estarse preguntando – al menos la mayoría –  para qué sirve. Pues esta pregunta, será respondida hoy mismo, conociendo todo lo que esta hierba es capaz de hacer en pro del bienestar del organismo.

Las ventajas de comer alfalfa

De nombre científico es Medicago satina, gran parte de quienes la conocen, catalogan a la alfalfa como una hierba medicinal de la que son extraídas y aprovechadas sus hojas, semillas y brotes por ser las partes que más propiedades tienen. Otra de sus particularidades es a de ser una planta que se adapta a casi cualquier condición de clima y suelo por lo que adicional a ser empleada para el consumo humano, le es ofrecida como alimento al ganado en ciertas regiones.

Valor y aporte nutricional

Se debe comenzar por decir que se trata de una rica fuente de vitaminas y minerales necesarios para el óptimo funcionamiento del organismo. Para ser más exactos, la alfalfa contiene vitaminas del grupo A, C, E y K, así como también suficientes cantidades de betacarotenos, rioflavina, ácido fólico, tiamina y niacia o complejo B.

En lo que concierne a compuestos minerales, se vanagloria de contar con potasio, zinc, hierro, fósforo, cobre y magnesio, indispensables para la buena salud del cuerpo al cumplir con funciones esenciales, entendiéndose que la deficiencia de alguno podría comprometerla o empeorar notoriamente una patología, enfermedad o condición.

¿Por qué comer alfalfa?

Desde hace siglos, los chinos han utilizado esta hierba por considerarla como un gran nutriente de la tierra, haciendo que existan centenas de remedios caseros que se extienden por todo el mundo. Por lo generar, la inclusión de la alfalfa dentro de la dieta para aprovechar sus cualidades medicinales se asocia quienes requieren incrementar su flujo de orina, lo que se traduce a ser parte de tratamientos para enfermedades renales, de próstata y de vejiga.

Por otra parte, la medicina alternativa la incluye en la cura de enfermedades como el asma, la diabetes, las osteoporosis y la osteoartritis, aunque también en casos puntuales como malestar estomacal, trastorno de sangrado e inclusive como remedio natural para evitar la pérdida del cabello.

Pero esto no es todo, los beneficios de la alfalfa abarcan mejorías en la salud cardiovascular, partiendo de una considerable disminución de los niveles de colesterol en sangre, para alcanzar una limpieza integral de la misma, lo que puede verse como de invaluable ayuda en la prevención de Accidentes Cardiovasculares, aunque este beneficio es aprovechado de igual menar, por el aparato digestivo al optimizar su funcionamiento.

Contraindicaciones

Como cualquier otra alternativa natural, el consumo de alfalfa debe tomarse con moderación, para ser más específicos, habrá que prestar especial cuidado en no sobrepasar de la cantidad de alfalfa que se ingiere pues cabe la posibilidad de desencadenar la ruptura de glóbulos rojos, lo que a su vez conduce a que el sistema circulatorio presente fallas alterando, por ende, el funcionamiento del organismo.